En el poemario de José Manuel López, una vez más la poesía sale a la calle

El jardín de los desventurados “conjuga dos palabras que podrían ser contrapuestas: el jardín, el que era, es hoy solo mención. Y los desventurados, los habitantes de ese erial”, así lo ve el escritor Alberto Hernández, quien comparte su nuevo comentario sobre los poemarios que forman parte de la Colección Primera Intemperie de La Poeteca, publicada en 2018.

Después de su lectura el escritor formula las siguientes interrogantes: ¿Cómo se dice de una poética cuyo contenido sacude todas las vértebras? ¿Cómo decir de las imágenes que convulsionan junto con los personajes que en ella se mueven y los mismos lectores, protagonistas también de muchas de las carreras, heridas, desventuras y dolores aquí revelados?

A lo que él mismo responde: “Que sean solo preguntas. Que no haya respuestas. Que la lectura sirva de viaje por las tantas páginas que faltan por escribir. Las que vendrán, como el título del libro de Blanchot”.

Agradecemos, de nuevo, a  Alberto Hernández por su lectura y a Letralia por el espacio.