Cierre del taller ¿Qué es vivir poéticamente?, de Armando Rojas Guardia

El martes 6 de octubre fue el cierre del taller titulado ¿Qué es vivir poéticamente?, dictado por una de las figuras más destacadas de las letras venezolanas, el maestro Armando Rojas Guardia. Este taller, que comenzó el 18 de septiembre, en los espacios de la Poeteca, representó una experiencia vital pocas veces vista en el país, ya que la propuesta del maestro va más allá del hecho literario.

En una conferencia que hizo Rojas Guardia, hace algunos años, planteó el tema de esta manera: “Vivir poéticamente es vivir desde la atención: constituirse en un sólido bloque sensorial, psíquico y espiritual de atención ante toda la dinámica existencial de la propia vida, ante la expresividad del mundo, ante la sinfonía de detalles cotidianos en los que esa expresividad se concreta”. Por lo que escribir poesía y vivir poéticamente son cosas que no necesariamente van entrelazadas; para él: “escribir poesía en muchos sentidos representa un hecho coyuntural y, hasta cierto punto, accidental; lo de verdad trascendente y crucial es vivir poéticamente”.

Para la Poeteca ha sido motivo de orgullo contar con la presencia del maestro en nuestros espacios, sobre todo para plantear una forma distinta de concebir la cotidianidad, la vida misma, en este tiempo y en este lugar. Por ello, no hay mejor forma de celebrar este taller que con unas palabras que condensan su intención, dadas por el propio Rojas Guardia: “…vivir poéticamente es vivir la propia vida como una obra de arte, es un vivir desde lo que clásicamente se denomina el arte de saber vivir. Es un vivir con arte, es vivir-se como el poema existencial y cotidiano que Dios nos posibilita hacer de nosotros mismos. En el Nuevo Testamento, específicamente en la “Carta a los Colosenses”, se afirma que cada ser humano es ‘un poema de Dios’. Vivir poéticamente es saberse tal. Y obrar en consecuencia”.

Este taller tendrá continuidad para comienzos del próximo año y la Poeteca avisará con tiempo suficiente la fecha exacta para que los interesados puedan asegurar su asistencia.