Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

LOS DAÑOS COLATERALES
HARRY ALMELA

Colección «Donde suenan acantilados»

Duración: 52:12

Voz:
Hernán Zamora

Música:
Daniel Atilano

Piezas musicales:
Padre Virgilio
Joropo en Caracas
Urdimbre para cuatro

Presentación:
Aymara Lorenzo

Grabación:
Santiago Zamora

Edición:
Daniel Atilano y Santiago Zamora

Mezcla y masterización:
Santiago Zamora

Producción:
Fundación La Poeteca
Jacqueline Goldberg / Marlo Ovalles

Depósito Legal:
MI2021000133

Caracas, marzo, 2021

Derechos reservados:
© Fundación La Poeteca / Textos: © Harry Almela / Música: © Daniel Atilano.
Queda prohibida la reproducción total o parcial de este material sin la debida autorización por escrito de Fundación La Poeteca.

_________

LOS POEMAS

y este refugio 01:28
la nave de los elegidos  02:01
vamos los gesteros 02:31
hay cosas de las que se puede hablar  03:11
vira el horizonte hacia su canto 03:46
en lübeck 04:09
bebemos agua 04:56
no basta cruzar 05:29
somos lo que usamos como barco 05:33
pertenecer a la jauría 05:55
nadie escapa de esta guerra 06:24
cirene es su nombre 06:45
fuimos en busca del navío  07:05
les hemos puesto nombre a los cuchillos 07:27
existe siempre algo 07:49
cada quien ha de llegar 08:04
bienaventurado aquel  08:22
el estuario siniestro y misterioso  08:43
vamos a jugar  08:56
el naufragio es comienzo  09:24
desde la burbuja  09:53
fundamos nuestro infortunio  10:13
la rosa de los vientos 10:34
esto no nos deja salir 10:53
piedras solitarias 11:11
quienes se esconden en la bodega 11:36
el océano no borra 11:45
heredamos un crepúsculo  11:54
no querrán escuchar esta canción 12:09
convivir con la duda de esta boya 12:24
de nada sirve oponer resistencias 12:58
encentadura 13:28
el mar es un felino 13:49
un fogón roto y desarmado 14:13
esperamos 14:29
las sirenas arruinan el acuerdo 15:02
el derrotero no conduce a parte alguna 15:22
las aves emigran 15:37
la dolina nos obliga 16:00
cuando inventamos el fracaso 16:18
los cuerpos pierden peso 16:34
la cubierta es un túnel para desvaríos 16:53
baquianos de la desesperanza 17:10
la niebla nos diluye 17:33
jamás abandonaremos el puente 17:59
anticitera nos enseñó a navegar de noche 18:14
un panteón 18:35
mar negro 18:53
en caracas 19:50
beber y comer 20:28
la gente del rif 20:54
ofrecemos resistencias desde que nacemos 21:17
el diario del sacer 21:50
recibí como herencia la jerga del zarpazo 22:24
veré morir a tantos 22:54
no puedo con lo que intento decir 23:19
sólo escribo surco o tachadura 23:34
lo que supongo cierto 23:49
yo no recibo esta bitácora 24:07
los infantes son sólo eso 24:20
en busca de la lengua materna 24:27
y el capitán me sabe su heredero 24:41
es difícil ser hijo de tantos padres 25:05
escribir en un dialecto que me odia 25:31
ante ti soy el secreto que no se devela 25:51
Saturno no devora a sus hijos 26:06
el cabrillo 26:18
el buen hijo 26:38
crear la urdimbre nueva 26:46
veo muy mal con mis ojos heridos 27:09
allí siguen los ojos del cordero 27:29
un espejo al fondo del espejo 27:51
escribo sobre papel mojado 28:16
ellos no quieren que diga mis frases 28:39
sobrevivir a la lengua materna 29:02
salir del fango en busca de otro alfabeto 29:17
debí pedir algo 29:35
hacia cuál tirano me dirijo 29:51
en domingos de ondas caídas 30:08
comparto una duda o una muralla 30:28
el olor a menta envenenada 30:53
rompo sin querer la cuerda del reloj 31:10
cuál parte de mi castiga 31:23
vuelve de nuevo el río del miedo 31:40
me desarmo en los mentideros 32:00
subo esta pizca donde duele la frase 32:23
este diario llegó a su fin 32:33
qué haces cuando tocas fondo 32:51
sombracura 33:17
Epílogos 34:49
carta para los críticos y lectores del futuro 34:53
fórcola 38:47
Celan 39:43
san petesburgo / brodsky 41:45
El Cairo 44:07
Tel Aviv 46:36
Los daños colaterales 49:08

_________

 

LOS DAÑOS COLATERALES es un poemario que aguardábamos desde la impaciencia, sin jamás imaginar que sería póstumo. Quedó concluido poco antes de la partida de Harry Almela en octubre de 2017. Entre los amigos circularon manuscritos con este título y también con el de Escorados, nombre que mutó por razones que Graciela Yáñez Vicentini se aventura a suponer en uno de los epílogos de este volumen y que de todas maneras nos deja entre abrumadoras dudas: «Cómo y por qué llegamos de Escorados a Los daños colaterales. Y qué se queda en el medio, qué se queda por fuera, qué se convierte accidentalmente en residuo no deseado de una poda circunstancial mas, quizás –cómo saberlo, a quién preguntarle– no literaria».

Como señala Alberto Hernández, con este libro, «el último que dejó para que se hiciera testamento, Harry cierra un ciclo, el de su ausencia física, y abre otro, el de su presencia espiritual, porque la poesía seguirá siendo el espíritu vivo de los poetas que dicen morir. Harry siempre estuvo muriendo, siempre delegó en el tiempo la angustia de ser la agonía del otro, la que le dolía y lo hizo sucumbir. Como todo daño colateral, nuestro autor fue una víctima propiciada desde el odio, desde el discurso del poder contra quien albergaba el deseo de verse en una calle y seguir siendo voz y presencia humana».

HARRY ALMELA [Caracas, 1953 – Mariara, 2017]. Poeta, narrador, ensayista, crítico y editor. Licenciado en Educación, mención Literatura, por la Universidad de Carabobo. Realizó en España el Curso para Profesores de Lengua y Literatura Española en el Instituto de Cooperación Iberoamericana con sede en Madrid y el Curso de Postgrado en Técnicas Editoriales en la Universidad de Barcelona. Fundó en 1991 La Liebre Libre, editorial activa hasta el año 2003.

Uno de los escritores más representativos de la poesía venezolana a partir de los años ochenta. Fue merecedor de importantes reconocimientos, entre ellos el Premio Bienal de Poesía Francisco Lazo Martí del Ateneo de Calabozo [1989]; el Premio del Concurso Bienal de Literatura del Ateneo de El Tigre, mención narrativa [1990]; el Premio del 46° Concurso de Cuentos del Diario El Nacional [1991]; el Premio Bienal de Poesía José Rafael Pocaterra [1994]; el Premio Bienal de Literatura Casa de la Cultura de Maracay, mención ensayo [1994]; el Premio Bienal de Literatura Miguel Ramón Utrera, mención poesía [2004]; una mención publicación del V Premio Anual Transgenérico de la Fundación para la Cultura Urbana [2005]; el Premio Bienal de Poesía Abraham Saloum Bittar [2014]. En 2009 fue becario de la Fundación John Simon Guggenheim.

Autor de los libros de poesía «Poemas» [1983]; «Cantigas» [1990]; «Muro en lo blanco» [1991]; «Fértil miseria» [1992]; «Frágil en el alba» [1993]; «El terco amor» [1996], «Los trabajos y las noches» [1998]; «Palabra o indigencia» [2000]; «Cuaderno de bitácora. Antología 1983-2000» [2001]; «La patria forajida» [2006]; «Instrucciones para armar el meccano» [2006]; «Silva a las desventuras en la zona sórdida» [2012] y «Contrapastoral» [2014]. En narrativa, publicó «Como si fuera una espiga» [1998]; y en ensayo, «Una casa entre los ojos. Acerca de la poesía de Luis Alberto Crespo» [1994] y «Por la feraz campiña. Espacios y cultura en Aragua» [2001].