La melancolía es el tono melódico de “El jardín de los desventurados”

Armando Rojas Guardia ha compartido una serie de ensayos sobre los cinco poemarios que publicamos el año pasado, y que forman parte de la Colección Primera Intemperie y la Colección Seamos Reales, en Esfera Cultural. Con “El jardín de los desventurados”, de José Manuel López d’ Jesús, finaliza esta colaboración.

El maestro Rojas Guardia confiesa haber escrito con el alma esta nota para todos los interesados en la poesía de los jóvenes creadores venezolanos. En sus palabras, “El jardín de los desventurados” está marcado por un tono melancólico que muestra otra faceta de la tristeza: un lado hospitalario y magnífico. “Basta que nos hagamos niños en su regazo, ingenuamente libres, inocentes”.

Para La Poeteca ha sido un honor contar con la afinada lectura de Rojas Guardia, quien también ha sido profesor de los talleres de la fundación.