Dos grandes premios para Ida Vitale

[vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» top_padding=»30″ overlay_strength=»0.3″ shape_divider_position=»bottom»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_shadow=»none» column_border_radius=»none» width=»1/1″ tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid»][vc_column_text el_class=»specialtext»]La poeta uruguaya Ida Vitale(Motevideo, Uruguay, 1923) ha sido galardonada con el Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes 2018, uno de los más importantes galardones que existen y que este año, en la obra de Vitale, valora «su lenguaje, uno de los más reconocidos en español».

Poeta, crítica y traductora, inscrita en la tradición de las vanguardias latinoamericanas, Vitale es representante de la poesía esencialista. En 2009 fue reconocida con el Premio Octavio Paz de Poesía, que compartió con Ramón Xirau, poeta y filósofo mexicano. Además, ha recibido el Alfonso Reyes de 2014, en México; el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana de 2015 y el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca 2016, entre otros.

Vitale es la quinta mujer reconocida por este premio, que ha sido concedido a 40 hombres. Hasta ahora lo habían recibido las españolas María Zambrano (1988) y Ana María Matute (2010), la cubana Dulce María Loynaz (1992) y la mexicana Elena Poniatowska (2013).

Por si fuera poco, además, Vitale se alzó con el 28º Premio FIL de la Literatura en Lenguas Romances, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara,  galardón que le será entregado el próximo 24 de noviembre, con motivo de la inauguración de la feria, una de las más importantes del mundo.

«Estoy en una edad en la que no espero sorpresas y ustedes me las dan. Casi todo lo bueno me viene de México», expresó Vitale al conocer la noticia, quizás la emoción y el comentario toman significación ya que entre 1974 y 1984 se radicó en ese país escapando de la dictadura que vivía Uruguay.

El jurado de la FIL ha destacado su trabajo poético, pero también su labor de traductora: «En las últimas siete décadas, la poesía de Ida Vitale ha enriquecido la lengua española. También lo ha hecho en sus notables traducciones -como, por ejemplo, sus versiones de Pirandello, Bachelard y Simone de Beauvoir-, que forman parte de sus contribuciones a la literatura».[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» overlay_strength=»0.3″ shape_divider_position=»bottom»][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_shadow=»none» column_border_radius=»none» width=»1/1″ tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid»][/vc_column][/vc_row]