Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana para el poeta Joan Margarit

El poeta Joan Margarit (Sanaüja, Lleida, 1938) ha obtenido el XXVIII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, según el fallo del jurado hecho público este martes en el Palacio Real de Madrid, que ha destacado el bilingüismo de su obra, que alterna catalán y castellano.

Un poeta con una obra “inmensa”, según ha asegurado el exdirector del Instituto Cervantes y de la RAE, Víctor García de la Concha, que ha expresado la alegría del jurado por el hecho de que el galardón haya reconocido a un autor que “utiliza la poesía como instrumento moral, de pensamiento y vida, de ética y de práctica”.

 

Sobre el premio:

Organizado por la Universidad de Salamanca y Patrimonio Nacional, el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana premia anualmente al conjunto de la obra poética de una autor, considerada de especial relevancia para la cultura común.

Los candidatos al premios son propuestos por varias instituciones, como las distintas Academias de la Lengua y también desde el ámbito universitario.

El premio está dotado con 42.000 euros y ha recaído en nombres tan importantes como José Hierro, Mario Benedetti o Juan Gelmán, y la edición de 2018 en el venezolano Rafael Cadenas.

 

Sobre el autor:

Joan Margarit se dio a conocer en España en 1963 con el libro ‘Crónica’

En Chile obtuvo también el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda en 2017, y en México, el Víctor Sandoval de Poetas del Mundo Latino en 2013, entre otros. García de la Concha ha explicado que Margarit tiene una trayectoria singular, sin estar adscrito a ninguna “estética de grupo” ni “encasillado” en alguna generación poética.

Su poesía aspira “a la exactitud”, no en vano es catedrático de Cálculo, ha dicho el exdirector de la RAE, que ha destacado la “enorme claridad expresiva” de Margarit. Poeta catalán bilingüe, ha recordado García de la Concha, Margarit empezó escribiendo en castellano, pero a partir de 1981 comenzó a publicar solo en catalán. Desde finales de los 90 hasta hoy simultanea ambas lenguas, lo que supone “un contacto entre dos sistemas literarios, el catalán y el español”.

“No traduce de un idioma a otro, no se trata de poemas en catalán traducidos al castellano, sino que es un ejemplo de cultura en continua traducción”, ha señalado García de la Concha en su semblanza del galardonado. Y ha recordado cómo su poesía es una forma de afrontar el “desorden existente en el mundo cotidiano” y un “ instrumento para afrontar la dificultad ética de vivir en consecuencia con los principios”.

 

Con información de La Vanguardia / Foto: El País